HISTORIA DEL CANTÓN MILAGRO

20.- ¡ AQUELLOS PERSONAJES DEL AYER !

Agradezco la colaboración por parte del Lcdo. Víctor Hugo Vicuña, con respecto a exponer y contribuir con la Historia del cantón Milagro referente a la “¡AQUELLOS PERSONAJES DEL AYER!, y todo lo que exponga tanto en texto como en gráficos, fotos, etc.,  es de su absoluta responsabilidad.

 

Diego Balarezo Pinos

Paleógrafo, Gestor Cultural, Conservación Documental Histórica.

 

 

Por: Víctor Hugo Vicuña Piedra

El Milagro de Milagro:

Un recorrido por su historia

Segunda Edición Corregida y Aumentada, año 2007

¡ AQUELLOS PERSONAJES DEL AYER !

SR. ECUADOR MARTINEZ COLLAZOS

SR. ECUADOR MARTINEZ COLLAZO

COSME ECUADOR MARTÍNEZ COLLAZO

Nació en Milagro el 28 de julio de 1922, hijo de don Ramón Martínez Aguirre y Celia Collazo de Martínez.

Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Nicanor Larrea y en la de los Hermanos Cristianos de Riobamba y el colegio en el Normal Juan Montalvo de Quito.

Estuvo casado en primeras nupcias con la señora Teresa Huerta, con quien procreó a sus hijos Raúl y Nancy Martínez Huerta y en segunda con doña Juana Rosa Aguirre con la que formó su nuevo hogar y tuvo a sus hijos Sonia, Roberto y Ramón Martínez Aguirre.

 

Siendo muy joven se inició en el mundo de la radiodifusión en la desaparecida Radio Oriente, para luego pasar a Radio Imán y América; en esta última como locutor artístico.

En 1947 pasa a formar parte del personal de CRE  como locutor comercial. En esa época el narrador deportivo era Rafael Guerrero Valenzuela, quien a los pocos meses fue electo alcalde de Guayaquil, por lo que le tocó asumir ese cargo.

 

En cierta ocasión se encontraba de vacaciones en Cali y es contratado por una radio denominada Ecos en la que laboró algo más de un mes, ya que no tenía licencia ni permiso para trabajar y sus intenciones no eran quedarse en Colombia, por lo que regresó al Ecuador.

 

Posteriormente ingresa a laborar como locutor deportivo en Radio Atalaya de Guayaquil en donde hace amistad con el propietario de esta emisora, Voltaire Paladines Polo, con quien más adelante fundará Sistema de Emisoras Atalaya de Milagro.

Como milagreño auténtico siempre tuvo inquietudes por su ciudad natal a la cual constantemente visitaba y en donde tuvo grandes amigos como los Andrade, los Fernández y los Acuña. El medio en que se desenvolvía Milagro por aquellos años agradó a Don Ecuador para que se decida a fundar una radio, pero las condiciones económicas no eran suficientes para poner en marcha este proyecto, por lo que tuvo que recurrir al apoyo de Voltaire Paladines Polo, quien facilitó los equipos, la frecuencia y todo lo necesario para instalar la radio en Milagro.

 

Y es así como el 13 de noviembre de 1950 surge Sistema de Emisoras Atalaya de Milagro, la cual como toda empresa naciente debió afrontar momentos difíciles hasta lograr alcanzar un puesto importante de sintonía en el cantón Milagro y en gran parte del territorio nacional, pues sus ondas llegan a las provincias de Manabí, Guayas, Los Ríos, El Oro, Chimborazo, Azuay y Cañar.

 

El primer personal que laboró en Sistema de Emisoras Atalaya de Milagro fue: Ecuador Martínez Collazo, como gerente y locutor principal; administradora, Juana Rosa Aguirre; director artístico, Galva Fernández; director de radio teatro, Ovidio Jurado Silva y como locutores, Celia Martínez y Ángel Fernández; y locutor comercial Gerardo Castro, así como Esther Delgado, entre otros.

 

Su dilatada carrera como locutor deportivo en varias emisoras del país y del continente, hace que en una transmisión de uno de los partidos del campeonato Sudamericano de fútbol, jugado en Lima en 1957, sea nombrado Mejor Narrador Deportivo de América.

Radio América del Perú en aquella ocasión necesitaba de un locutor y realizó un casting entre varios aspirantes en el que fue escogido don Ecuador para que transmita los partidos de fondo. Su trabajo fue excelente y como recompensa fue honrado con tan alta distinción.

 

Su voz hizo vibrar de emoción a todo el pueblo ecuatoriano, la noche del 29 de abril de 1971, cuando narró el gol del cura Juan Manuel Bazurko, con el cual Barcelona derrotó al Campeón de América y el mundo, Estudiantes de La Plata en su propio estadio, en la semifinal de la Copa Libertadores de América.

 

A comienzo de los años cincuenta la hegemonía que ejercía el Ingenio Valdez sobre nuestra ciudad, hizo que un grupo de entusiastas milagreños formen un movimiento político que fue denominado UCE (Unión Cantonal Electoral), cuyo slogan de campaña era “Use la cabeza”, al cual pertenecía don Ecuador Martínez.

 

Este movimiento fue tan bien organizado que hizo que Nicolás Lapentti Acuña, padre del actual prefecto del Guayas sea nombrado Presidente del Concejo Cantonal en el año 1952.

Entre las personas que integraban UCE, según recuerda don Ecuador, constan: Guido y Manuel Antonio Andrade, Galva Fernández, “El Camarada” Sergio Sánchez y un muchacho que vino de Ambato de nombres Ricardo Proaño, que fue el que sentó las bases fundamentales para fundar el movimiento.

“Fue un movimiento lindo surgido de la espontaneidad de los jóvenes milagreños de la época”.

 

En el año 1973 fue designado por la dictadura del General Guillermo Rodríguez Lara, Concejal principal del cantón en la administración de Norman Zea Durán. En este cargo estuvo por espacio de diez meses.

 

En junio de 1974 viajó a Alemania para presenciar los partidos del décimo campeonato mundial de fútbol del cual guarda gratos recuerdos.

 

Como hombre público y dueño de un amplio prestigio a nivel local y nacional, le sirvió para que Nicolás Lapentti Carrión le proponga ser candidato a la alcaldía de Milagro por el Partido Social Cristiano, pero no aceptó, ya que se considera “alérgico” a la actividad política y por el contrario se ha mantenido al margen de esta.

 

Actualmente se encuentra alejado de la dirigencia periodística debido a su mal estado de salud, pero reconoce que siempre ha brindado su apoyo al Círculo de Periodistas del Guayas y del Ecuador.

 

En mérito a su carrera profesional ha recibido múltiples reconocimientos y homenajes por parte de varias instituciones de Milagro y del país, entre las que más se destacan el que le brindó la Municipalidad de Milagro por haber cumplido 50 años como narrador de Radio Atalaya, así como por haber sido gestor de la creación de la Extensión Universitaria de Milagro (hoy Universidad Estatal de Milagro) y el de haber sido designado Personaje del Siglo por algunas instituciones en el año 1999.

 

Alguna vez me confesó: “Creo que le debo a Milagro todavía. Yo con la radio pude haber hecho más de lo que modestamente he realizado; de manera que no me considero un personaje de Milagro, al contrario, le estoy debiendo a Milagro.

Ya es poco lo que me queda de vida, ojalá que en este tiempo logre recuperarme y logre darle a Milagro lo que se merece”.

 

Sus palabras evidencias la modestia de un hombre, que ha dado todo de sí en favor de una comunidad agradecida con su labor por más de medio siglo puesta al servicio de Milagro.

Fallece el 2 de agosto de l 2012, a la edad de 90 años. (**)

 

 

* Fuente: Entrevista con Ecuador Martínez Collazo, realizada el 7 de mayo del 2003. Revista Estadio, edición de abril de 1996.

** Fuente Diego Balarezo Pinos.

SR. ECUADOR MARTÍNEZ COLLAZO Y FAMILIA (FUENTE DR. RAÚL CEVALLOS)

SR. ECUADOR MARTÍNEZ COLLAZO Y FAMILIA (FUENTE DR. RAÚL CEVALLOS)

 

 

Sr. Luis Antonio Almeida Vargas.

Sr. Luis Antonio Almeida Vargas.

Sr. Luis Antonio Almeida Vargas. Quisapincha – Tungurahua 1905 – Milagro 2005

Muy joven se radicó en Milagro donde comenzó a labor de estibador en la piladora La Libertad de don Antonio Torres Rodrigo.

Es uno de los personajes recordados de la ciudad, por su popular apelativo de “Perico”, que nació precisamente de una lora a la que tenía por costumbre llevar en su hombro derecho. Su alborotada melena y sus gruesos lentes de armazón de carei, complementaban con su mirada circunspecta que forjaron su personalidad.

En 1941 inauguró su local comercial llamado La Tienda de Perico, ubicado en la esquina de 12 de Febrero y García Moreno, en donde se dedicó primero a la venta de abarrotes y luego cambió de nombre por el de Casa Almeida, para dar paso al negocio de materiales de ferretería, donde mantuvo por muchos años una nutrida clientela.

En la década del 40 se dedicó a la política, siendo elegido en los periodos 1944 y 1945, concejal en las administraciones municipales de Rafael Valdez Murillo y Sergio Cruz Navarrete. 

Sr. Humberto Vittorio Centanaro Montepagano.

Sr. Humberto Vittorio Centanaro Montepagano.

Sr. Humberto Vittorio Centanaro Montepagano. Trujillo – Perú 1905 – Guayaquil 1973

Fue el pionero en la industria del cine en Milagro.

Tuvo a su cargo la administración de los teatros Montalvo y Rex en los que brindó la oportunidad a los ciudadanos de ese entonces para recrearse a través de la proyección de grandes producciones cinematográficas, de ahí que su negocio lo vinculaba con empresarios de Guayaquil. Fue por largo tiempo el único de la población; su frase “El cine educa las masas, el alcohol embrutece el cerebro” iba dirigida a la competencia de una cadena de cantinas situadas, frente a la indicada sala de proyección. Esta ciudad, sus habitantes y los que vivían en pueblos aledaños pudieron gozar de espectáculos  de artistas extranjeros, sobre todo mexicanos y argentinos. “Donde existe una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. En efecto, fue valiente en arriesgarse y es indudable que alcanzó el éxito, por eso que muchos de los ciudadanos que aún sobreviven, lo recuerdan al inolvidable “Pavo de Oro”, como el impresionante caballero de voz fuerte y detonante, de impecable vestimenta blanca y larga melena rubia.

Sr. Juan Ezequiel Vargas Vargas.

Sr. Juan Ezequiel Vargas Vargas.

Sr. Juan Ezequiel Vargas Vargas. Quinchibana – Tungurahua 1920 – Milagro 1981

Cuando contaba con 15 de edad abandona Quinchibana, su tierra natal y emprende una aventura en tren que lo trae a nuestra ciudad con tan solo unas cuantas monedas en sus bolsillos, por lo que inmediatamente se empleó de jornalero y en otros oficios de la época.

En ese trabajo no gana lo suficiente para sobrevivir en un medio ajeno y difícil para las personas que venían a probar suerte; y, es allí cuando un compañero de faena le dice: “Oye Juan, si quieres tener plata tienes que ser cargador”. Las circunstancias y las penurias en que vivía, lo obligaron a que siga ese consejo, empleándose como cargador.

Quienes lo conocieron, aseguran que era un hombre muy fuerte, pues se echaba al hombro varios quintales de arroz, cacao o cualquier otro producto.

Con el producto de su trabajo compraba pequeños sacos de arroz pilado que lo enviaba a Ambato, donde su madre Rosa Vargas, quien se encargaba de venderlos en el mercado, esto hizo que se incrementaran sus ahorros y deje de trabajar de cargador.

En 1946 compra una barraca para abarrotes en el antiguo mercado central a la cual la llama La Ambateñita. En ese lugar estuvo hasta 1948, para luego establecerse en García Moreno, entre Rocafuerte y 12 de Febrero, donde instala un negocio de productos agrícolas, que le permitió capitalizar sus ingresos de manera acelerada.

Por muchos años se dedicó al comercio de cacao, cuyo local estuvo ubicado en las calles 12 de Febrero y García Moreno, siendo además propietario del desaparecido Hotel Martha.

Dado al roce social que fue adquiriendo en base a su trabajo, le permite relacionarse con otros comerciantes de Milagro para formar las instituciones Sociedad Tungurahuense y Asociación de Comerciantes, de la cual fue por 8 años su Presidente y promotor junto con Miguel Ángel Núñez Miranda para la construcción de la primera planta de esa institución.

En 1965 dona los terrenos de su propiedad, ubicados en la ciudadela El Porvenir para la creación de una escuela que lleva su nombre.

Efectuó la donación de una importante suma de dinero para la adquisición del reloj de la Iglesia Central, en la época del padre Miño.

Su espíritu altruista y su entrega a la comunidad le abrieron las puertas para incursionar en la política de nuestra ciudad, ocupando entre 1968 y 1969 el cargo de concejal y Presidente Ocasional del Concejo, en la administración de Humberto Centanaro Gando.

Sr. Jorge Enrique Borja Fuller.

Sr. Jorge Enrique Borja Fuller.

Sr. Jorge Enrique Borja Fuller. Quito 1914 – Milagro 1981

El5 de noviembre de 1938, luego de haberse iniciado tres años antes como profesor en Guayaquil pasó a prestar sus servicios en la Escuela Fisco-Municipal Simón Bolívar de Milagro y desde esa fecha fijó su residencia en nuestra ciudad, entregándose por entero a la labor educativa, sin considerar el tiempo total de entrega y consagración a la niñez de ese entonces.

Entre 1940 y 1945 como director de la Escuela Nocturna Municipal, se interesó en que el mayor número de niños que trabajaban y no podían concurrir a las pocas escuelas diurnas se matriculen en la nocturna.

Tomó contacto con los jefes de empresas y patrones a fin de que no se permita el trabajo a un menor de edad que no presentara la matrícula de ese único plantel nocturno.

Digno de imitarse, ya que es el único casa en la ciudad el de recorrer sus calles todas las noches a partir de las 18:00 con una campanilla en la mano, recogiendo a los alumnos que debían asistir a ese plantel. Junto con Antonio Viteri Gamboa crea la Colonia Antonio Torres Rodrigo, la cual duró un año con ese nombre que es el antecedente inmediato de lo que luego sería el otrora Elizalde Vera, el cual nace el 13 de abril de 1940.

Conocer la angustia por la que atravesaba la juventud que había terminado la instrucción primaria, ya que no podía recurrir a ningún colegio fuera de Milagro, por cuanto en la ciudad no existía ninguno, fundó en 1961 el curso de extensión cultural anexo a la primaria nocturna con clases de inglés, literatura, ciencias sociales, ciencias naturales, castellano y matemáticas, siendo este el inicio y el estímulo para que la ciudadanía milagreña le sugiera establezca una escuela y colegio particular, a los que posteriormente los denominó José Domingo Elizalde Vera, en honor a este patricio guayaquileño, quien había entregado los aportes necesarios durante algunos años para que se creara a fines del siglo XIX la primera escuela pública en Milagro.

El primer plantel funcionó en casa de un señor de apellido Zambrano, ubicado en Nueve de Octubre, entre García Moreno y 24 de Mayo, luego pasó junto a la Cámara de Comercio en Chile y García Moreno, para posteriormente establecerse en Bolívar y Juan Montalvo, junto al Palacio Municipal y de allí a la avenida 17 de Septiembre y Quito, contiguo al Parque A la Madre.

En 1945 el Concejo Cantonal lo nombra Supervisor de Alfabetización para que su labor sea realizada en la zona rural del cantón, lo que le permitió conocer la angustiosa situación cultural en que vivía el campesinado y el elevado porcentaje de analfabetismo; y, al ser nombrado Inspector Municipal de Educación del cantón, pidió que el Concejo le diera toda su atención al primordial problema de la educación, consiguiendo que a partir de 1974 se establezcan en Milagro 54 escuelas municipales, que han constituido el mayor aporte que se ha podido brindar a la cultura de este sector de la patria.

Sr. José María Mañay Callay.

Sr. José María Mañay Callay.

Sr. José María Mañay Callay. Guano – Chimborazo 1908 – Milagro 1995.

A la edad de 16 años llegó por primera vez a Milagro procedente de Guano y comenzó su trabajo en el comercio ambulante, luego de un ir y venir entre ambas ciudades.

En 1942 se estableció definitivamente en Milagro, alquilando un local comercial en las calles Nueve de Octubre, entre 5 de Junio y Juan Montalvo, en donde por muchos años se dedicó a la venta de loza, ropa, así como panes y dulces de la panadería Guayas de don Ramón Cadena López.

Un hecho interesante habría de producirse en su actividad comercial que lo inducirá a incursionar en la venta de revistas, el cual fue inspirado por su hija Zoila, quien para 1945 contaba con apenas 13 años y a pesar de su corta edad se había convertido en una asidua lectora de revistas, que ya para entonces había adquirido un buen número de ellas.

En cierta ocasión su padre se percató de esas revistas y las tomó para exhibirlas en una cartelera a la vista del público para su comercialización.

Luego su negocio fue implementado con la venta y alquiler de revistas, cancioneros y otros artículos que eran adquiridos por una masiva clientela que concurría a su local para adquirir las revistas del momento entre ellas Kalimán, Arandú, Memín, El Santo, Águila Solitaria, El Fantasma, novelas de Corín Tellado, moda y costura. Durante su agitada vida comercial fue distribuidor de las principales revistas de circulación nacional, Vistazo, Hogar y Estadio, lo cual hizo que en 1987 cuando Vistazo cumplió 30 años de aniversario, le otorgó una placa en reconocimiento a su fructífera labor y por haber sido su primer distribuidor en Milagro.

Sr. Carlos Humberto Solís Idrovo.

Sr. Carlos Humberto Solís Idrovo.

Sr. Carlos Humberto Solís Idrovo. Azogues 1923 – Milagro 1997

Se radicó en Milagro en 1955 donde instala la Botica San Francisco, en honor al santo patrono de la ciudad, la cual estuvo ubicada en sus inicios en García Moreno y Miguel Valverde, en casa de don Gerardo Miranda.

Posteriormente compra a Miguel Eduardo Loyola Bonilla y Pedro Campuzano sus terrenos ubicados en García Moreno, entre Torres Causana y Eloy Alfaro, lo cual le permite ampliar la botica que se convirtió en un referente de los químicos farmacéuticos y del pueblo en general por el manejo responsable que tuvo en el ejercicio de su actividad en la elaboración de las famosas “fórmulas magistrales” que controlaban las diarreas a los niños.

Manutuvo una activa labor humanitaria con el Hospital León Becerra en programas de nutrición infantil y en tiempos de Navidad donaba juguetes a los niños de escasos económicos.

Fue miembro de varias instituciones sociales entre las que destacan el Comité Pro-Templo, Club de Leones y Cámara de Comercio, de esta última fue su presidente.

Sr. Héctor Alfonso Arregui Chaves.

Sr. Héctor Alfonso Arregui Chaves.

Sr. Héctor Alfonso Arregui Chaves. Guaranda 1907 – Milagro 1975

Sus padres fueron el Capitán Carlos Arregui y Angelita Chaves, hija del doctor Ángel Polivio Chaves, poeta y político reconocido.

Siendo muy joven llegó a Milagro seducido por las bondades de esta tierra a la que amó y donde edificó su hogar.

En 1938 instala la primera distribuidora de gasolina, kerosén y repuestos de camiones en la ciudad, que estuvo ubicada en la esquina de 12 de Febrero y García Moreno en el Mercado Central, cuyo local se incendió en la mañana del domingo 14 de diciembre de 1946 causando la pérdida de más de cincuenta mil sucres en bienes materiales.

Luego de la terrible tragedia instala una nueva estación de servicio a la que denominó Wilson, ubicada en Juan Montalvo y García Moreno, la cual contaba con un mejor surtido de materiales automotrices como lubricantes, llantas, bomba de gasolina, kerosén y una lavadora de vehículos, así como a la distribución de los primeros radios, radiolas, bicicletas y otros artículos de consumo popular.

En julio de 1963 fue designado por la Junta Militar de Gobierno, concejal y Presidente Ocasional del Concejo Cantonal.

Amante de la cultura y la educación, entregó sendos terrenos para la construcción de un colegio y escuela, la cual lleva su nombre

Su vocación de servicio lo lleva a ingresar al Club de Leones del cual fue su Presidente y miembro distinguido en otras instituciones como la Asociación Mutua de Comerciantes, fundador de la Cruz Roja Cantonal; propulsor del Sindicato de Choferes Profesionales de Milagro, Boy Scout, entre otros importantes cargos.

Sr. Segundo Ramón Guevara López.

Sr. Segundo Ramón Guevara López.

Sr. Segundo Ramón Guevara López. Ambato 1914 – Milagro 1994

Llegó a Milagro muy joven procedente de su natal Ambato. En 1936 inicia sus actividades comerciales en la ciudad y tres años más tarde instala el recordado Almacenes Record, que estaba ubicado en García Moreno, entre Pedro Carbo y Bolívar (Casa Guevara) del cual fue importador directo de máquinas de escribir, radios, bicicletas, artículos de tocador y del afamado calzado Calero para los estudiantes de la época.

Asimismo instaló la Imprenta Guevara que fue la primera que existió en la ciudad y la más completa en las artes gráficas que contó con modernas máquinas automáticas en que se elaboraban desde una tarjeta hasta un periódico.

Fue fundador de la Asociación de Comerciantes; presidió la Sociedad Hijos del Tungurahua (hoy Sociedad Tungurahuense); socio del Club de Leones y miembro de la Liga Deportiva Cantonal.

En 1956 en el sector de San Miguel inauguró la piscina Santo Domingo siendo la primera que tuvo Milagro, por lo que en reconocimiento a su labor la Liga Deportiva Cantonal le otorgó un pergamino de reconocimiento, denominándolo “Propulsor del Deporte de Milagro”.

En las administraciones del doctor Carlos Intriago Alvarado 1958 y 1959 fue concejal del cantón, ocupando el cargo de Vicepresidente del Concejo.

Sr. Plácido Alejo Vega Rodrigo.

Sr. Plácido Alejo Vega Rodrigo.

Sr. Plácido Alejo Vega Rodrigo. Guayaquil 1897 – Milagro 1976

“El Capitán Vega”, como lo llamaban sus amigos fue un trabajador incansable que actuó con todo éxito en el comercio local, siendo además un entusiasta del deporte al cual lo fomentó con todo esmero y dedicación.

Su llegada a Milagro se registra en la década del 40, procedente de Daule donde tenía una panadería, para posteriormente dedicarse a la compra de café a pequeños agricultores, cuyo producto lo pilaba en un pequeño molino de su propiedad y como el negocio le iba bien, se esmeró por conseguir un préstamo para adquirir un terreno en la calle García Moreno y Eloy Alfaro, donde en 1946 edificó la piladora de arroz y café Santa Isabel, con la que se abrió campo en el ámbito industrial.

Entre 1942 y 1943 ocupó el cargo de Comisario Municipal y en las administraciones de Edmundo Valdez Murillo (1955, 1956 y 1957) desempeñó las funciones de concejal principal del cantón y ostentó el grado de Coronel de una de las Compañías del Cuerpo de Bomberos de la ciudad.

Sr. Víctor Aníbal Velasco Arellano.

Sr. Víctor Aníbal Velasco Arellano.

Sr. Víctor Aníbal Velasco Arellano. Guaranda 1916

Su arribo a Milagro se da en los primeros años de la década del 40 en una excursión con un grupo de alumnos cuando ejercía el magisterio en Babahoyo.

Ese primer contacto fue suficiente para quedar fascinado del movimiento comercial de la ciudad y la calidez de su gente trabajadora, que hace que al poco tiempo emprenda un nuevo viaje por canoa, pero esta vez con su esposa para radicarse definitivamente en Milagro.

Tan pronto como llegó, arrendó un departamento a orillas del río en casa de la familia Zea, para más tarde encontrase con los jóvenes Edmundo Calderón Andrade y los hermanos Armando y Pedro Torres Vega, quienes habían sido sus alumnos en el Instituto Nacional de Guayaquil.

Se inicia en el comercio comprando arroz, arrocillo y polvillo a don Antonio Torres Rodrigo, propietario de la piladora La Libertad, cuyo producto lo distribuía en los mercados de Alausí, Ambato, Riobamba y Quito, con lo cual se va abrir campo en el mundo de los negocios, que le permite instalar un pequeño molino, que estuvo ubicado junto a la casa de don Plácido Vega Rodrigo.

Como el negocio le iba bien; y ya para entonces gozaba de una solvencia moral y económica sólida, decide comprar los terrenos de propiedad del Banco de Fomento y otros particulares junto a la hacienda Milagro, ubicados en San Miguel donde en 1948 instala la piladora de arroz La Constancia, cuya área ascendía a 20 mil metros cuadrados de terreno.

La piladora funcionó con dos máquinas grandes que fueron adquiridas, la primera a don Ricardo Fiori, que por esos años era propietario de la Compañía Anónima Industrial Arrocera La Milagreña y la segunda a unos comerciantes chinos en Guayaquil, que le permitió abrir nuevos mercados, no solo en el país, sino también en el exterior a través del comercio de Quito hasta Tulcán y de allí hacia Colombia, constituyéndose su empresa en una de las más sólidas y exitosas del Ecuador.

Con nostalgia recuerda los momentos gratos que vivió en Milagro, siendo su mayor éxito la construcción del edificio de la Cruz Roja, ya que esta noble institución no poseía local propio y sus socios sesionaban en casa de Paulino Albuja.

Comenta que en cierta ocasión el doctor Alejandro Zaldúa Vallejo, encargó la Presidencia de la Cruz Roja a Alberto Serrano Gatgens, luego al doctor Enrique Andrade Acuña y finalmente a Víctor Velasco Arellano que se desempeñaba como vocal de la institución,

Al asumir la Presidencia le cupo la honrosa y delicada misión de recuperar el solar ubicado en la esquina de Juan Montalvo y Nueve de Octubre, que el Municipio había expropiado a la Cruz Roja, lo cual fue posible gracias a su actitud patriótica y decidida para conseguir del Gobierno, una Orden Presidencial que dejaba sin efecto la acción Municipal.

Cumplido su primer objetivo, se dedicó por entero a trabajar con voluntad indoblegable hasta lograr la construcción de un edificio de cuatro plantas, incluida terraza  para la entidad, que es conseguido por el apoyo de César Durán Ballén Cordovez, gerente del Banco de Guayaquil, quien le concede un préstamo ilimitado, que sumada la ayuda de algunos socios de piladoras, entre ellos Segundo Mendieta Montero, Moisés Chusán Freire y Mario Ayoub A., colaboradores en la rehabilitación del banco cuando éste quebró en el año 1969, logran conseguir el ansiado anhelo.

Llegaron a un acuerdo con el Banco de Guayaquil para negociar la planta baja, así como el primer piso del inmueble que permitió pagar el préstamo, quedando un saldo favorable a la Cruz Roja de 100 mil sucres. La obra fue diseñada por el arquitecto Jorge Naranjo Córdoba e inaugurada el 22 de mayo de 1977.

En junio de 1971, luego de haber dedicado 23 años de fructífera labor al sector agrícola del país, pone en venta la empresa Industrial y Agrícola La Constancia.

Pese a ser un hombre público, de reconocida capacidad moral, jamás incursionó en política como así lo demostró en el año 1963 cuando asumió el poder la Junta Militar de Gobierno, Presidida por el Contralmirante Ramón Castro Jijón, en que llegó una delegación encabezada por Manuel Antonio Andrade Acuña a proponerle la Presidencia del Concejo, pero no fue aceptada.

Similar situación vivió en el 72, en la dictadura del General Guillermo Rodríguez Lara siendo exigido aceptar dicho cargo, pero tampoco lo hizo, por lo que tuvo que salir del país para evitar presiones.

Su trayectoria en el campo social, empresarial privado, banca, comercio y agricultura se resume en los siguientes cargos: Presidente del Club de Leones de Milagro por varios años, siendo reconocido con la alta distinción del Certificado de Planta de Afiliación Vitalicia, otorgado por el Leonismo Mundial que se concede a los socios que hayan cumplido 25 años o más de manera continua, prestando servicios destacado al club o a su comunidad, tiempo en el que contribuyó a la construcción del Materno Infantil, Sala de Velaciones, Parque a La Madre y el edificio del Club de Leones de Milagro.

Presidente del Consorcio de Piladoras del Guayas (1962); Presidente de la Junta Cantonal de Milagro de la Cruz Roja Ecuatoriana (1970); Presidente de la Empresa Eléctrica Milagro C.A. (1970); miembro de la Fundación Ecuatoriana de Desarrollo; miembro de la Cámara de Industrias, SERLI; Gerente de la Piladora La Constancia; Gerente de la Sociedad en Predios Rústicos San Vicente Ferrer; Director del Núcleo de la Liga Ecuatoriana Antituberculosa (LEA), núcleo filial de Milagro y accionista de los Bancos de Guayaquil y Pacífico.

A sus casi 90 años aún conserva la vitalidad del hombre forjador y de servicio que lo caracterizó como factor decisivo de progreso y superación para beneficio de Milagro y de la patria toda.

11 comentarios »

  1. no solo estos señores fueron personajes de milagro, por favor investigar la vida del señor Ceferino Delgado Meza , un hombre que fiue heore de la guerra del 41 y luego de ser desterrado a Colombia regreso a Ecuador y acogio como morada nuesgra ciudad.El fue comisario municipal, jefe del cuerpo de bomberos, por su experiencia en las filas militar colaboro en los ensayos de banda de guerra de connotados colegio hasta su muerte a fines de la decada de los 70.

    Comentario por JAVIER DELGADO FAJARDO — 29 noviembre 2011 @ 5:14 PM | Responder

  2. Gran particularidad, que los grandes ciudadanos de Milagro han sido del interior del Pais, orgullo para Milagro, pero sus hijos?, me gustaria que investiguen mas sobre los Milagreños, y se encontraran que todos somos desendientes de serranos, y los hijos de nuestros hijos Milagreños.

    Comentario por Patricio Salazar Mora — 4 enero 2012 @ 8:53 PM | Responder

    • yo soy descendiente de el sr. victor anibal velasco arellano… y se que mi abuelo vino de la sierra y claro buscando fortuna llego a la costa… desgraciadamente acaba de fallecer en el 2011 pero tuvo un gran amor a la vida y me encantaba que sentia un gran orgullo por su familia entre ellos nosotros (as) sus nietos…. como hubiera querido enseniarle esta recopilacion de sucesos que tuvo lugar en esta pagina web.. el fue un personaje de la sierra que dejo su corazon en su pequenio milagro

      Comentario por Anita — 12 febrero 2012 @ 5:52 PM | Responder

  3. Seguro estoy que por omision o desconocimiento se han omitido a muchisimos personajes, ilustres que vivieron y sirvieron a esta bella tierra sin ser milagreños como es el caso del Dr Carlos Intriago Alvarado, odontologo de profesion, politico por pasion , mentalizador y autor de muchas obras que hasta hoy perduran en Milagro , como el estadio Los Chirijos, algunos pabellones del colegio Velasco Ibarra, el primer alcantarillado de la ciudad, colegio Tecnico , aumento del San Jose de las madres franciscanas, uno de los fundadores de LEA , y una interminable cantidad de escuelas y colegios, pozos de agua en los recintos , etc etc tristemente olvidado por las actuales generaciones que parece no saben valorar a quienes hicieron posible el crecimiento y el progreso de nuestro querido Milagro

    Comentario por jose intriago puga — 24 mayo 2012 @ 2:15 PM | Responder

    • Usted tiene toda la razón, pero es un trabajo personal con información libre siempre y cuándo citen la fuente, sobre el Doctor Intriago y demás personajes e instituciones hay mucha información para subir y en eso estoy preparando dicha información.
      Saludos cordiales
      DABP

      Comentario por DIEGO BALAREZO PINOS — 24 mayo 2012 @ 3:29 PM | Responder

  4. me gustoooooooooooooooooooooooooooooooooo :p

    Comentario por Lizeth — 8 enero 2013 @ 7:09 PM | Responder

  5. Todo bien……….como un milagreño de corazón, me alegra ver fotografias de personas que las conocí en mi infancia…paro falta mas aún……quiero verlas porque recordar es vivir…dice un refran…gracias.

    Comentario por Abg. Marcos Vidal Alvarez Lavayen — 28 julio 2013 @ 4:56 PM | Responder

  6. Coincido con muchos de los comentarios anteriores de que no son todos los que hicieron historia en la ciudad de Milagro, existen verdaderos iconos de la ciudad que no han sido nombrados, como el primer medico don Esteban Touriz, el primer odontologo Dr. Luis Felipe Rhon… creo, que se deberia investigar mucho mas para no dejar esos huecos, que no enseñan, y dan luz a los que forjaron esta hermosa ciudad…

    Comentario por Lorena villa Manosalvas — 12 septiembre 2013 @ 10:24 PM | Responder

  7. Milagro, en su memoria historica guarda tesoros escondidos, hago reverencia a los mas humildes quienes en silencio, han sido valuartes de la historia de mi pequeña nacion Milagro, la evolucion de los pueblos no solo lo escriben sus heroes, que muchos o pocos se fabricaron a la sombra del alago particular y de clase, los heroes verdaderos, son los que a la vera del camino construyen sus espacios con alma corazon y vida por el bienestar de su terruño, y aun mas que sin ser MILAGREÑOS, aportan con su constante superacion, su don de ciudadanos, sin espera inclusive del favor popular, que cuan ingrata voluntad popular no espera favorecer, posiciones que acuñan grupos y grupillos politicos que aprovechan el momento historico del agotamiento ideologico del poder .

    Comentario por Patricio Salazar Mora — 11 junio 2014 @ 10:40 AM | Responder

  8. HAY UN HOMBRE ILUSTRE QUE DEVERIA INCLUIRSE COMO DON JOSE DIONICIO AVILA FUNDADOR DE EL ALMACEN EL PALACIO DEL CALZADO

    Comentario por MIGUEL AVILA BARROS — 27 agosto 2016 @ 6:22 PM | Responder

    • Señor Miguel Avila Barros, con todo gusto lo incluyo, pero faciliteme una breve reseña biográfica de su vida y si tiene fotos también incluya, saludos cordiales.

      Comentario por DIEGO BALAREZO PINOS — 4 septiembre 2016 @ 5:41 PM | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: